En medio de la polémica por la tala de árboles en la capital del país, el concejal de Bogotá, Rubén Torrado, denunció el incumplimiento de ejecución del contrato 1051 del 2017, que tiene como objeto la “plantación y mantenimiento del sistema arbóreo de la ciudad de Bogotá”.

Según la Veeduría Distrital, se encontró que la supervisión del contrato 1051 del 2017, que por ley debía estar en cabeza de un funcionario del Jardín Botánico, la ejercía un contratista de prestación de servicios. Asimismo, encontró que el jefe de arborización presuntamente omitió sus obligaciones por no solicitar oportunamente el trámite para declaratoria de incumplimiento del contrato e imposición de multas al contratista.

En ese sentido, el órgano de control remitió todos los hallazgos para que la Personería de Bogotá evalúe el inicio de investigaciones disciplinarias a los funcionarios responsables.

Fuente: Caracol Radio

Temas relacionados

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *