Cinco concejales de la ciudad de Bogotá suscribieron un pronunciamiento y solicitud para Lina Margarita Amador Villaneda, gerente general de la ERU, Empresa de Renovación y Desarrollo Urbano, por posibles irregularidades denunciadas por el Sindicato de Trabajadores del Distrito, SINDISTRITALES, así como por el presunto maltrato y acoso laboral ejercido desde esta gerencia hacia contratistas.

Los cabildantes firmantes que se encuentran preocupados por estos hechos son: Rubén Darío Torrado del Partido de la U; María Clara Name Ramírez de Alianza Verde, Lucía Bastidas Ubaté de Alianza Verde, Rolando Alberto González García de Cambio Radical y Yefer Yesid Vega Bobadilla de Cambio Radical quienes en uso de su función de vigilar y controlar la gestión de las autoridades, formularon una serie de observaciones ante el despacho de la gerencia de la ERU.

En el pronunciamiento comentan que el pasado 14 de febrero, SINDISTRITALES radicó ante los despachos de todos los concejales un comunicado en donde se afirmaba la existencia de irregularidades en el manejo de la Empresa de Renovación y Desarrollo Urbano de Bogotá, a partir de la posesión de Amador Villaneda como gerente general, resaltando que en dicho comunicado se denuncia la modificación injustificada de la planta de personal de la ERU, el incremento de los honorarios de contratistas cercanos al círculo de la gerente, y el presunto maltrato y acoso laboral ejercido hacia contratistas.

Posteriormente, el pasado 2 de marzo, Lina Margarita Amador Villanueva envió respuesta oficial a los pronunciamientos de los concejales donde desmiente las denuncias del Sindicato de Trabajadores del Distrito Capital, asegurando que “nunca han existido actos de violencia o agresión u otros vejámenes contra la dignidad humana de los trabajadores oficiales o personal de planta y que hayan quedado como queja formal al interior del Comité de Convivencia y Acoso Laboral vigente en la ERU”.

A pesar de la respuesta enviada desde le gerencia de la ERU, los concejales que suscribieron este pronunciamiento continuaron recibiendo en sus despachos denuncias de maltrato y acoso laboral por parte de Lina Margarita Amador Villaneda hacia funcionarios y contratistas.

Uno de los casos que más llama la atención es el de la secretaria de la gerencia de la ERU, Flor Vianney Moreno Osso, quien en carta radicada en la Procuraduría denunció como ha sido ultrajada por su jefa, la gerente cuestionada:

“Como su secretaria debo atender todos sus temas personales, hasta el punto de dejar mis labores primordiales como secretaria de la entidad, para realizar, sin importar nada, el trámite personal que ella me ordene dentro y fuera de las instalaciones de la entidad. (…) todo ello en perjuicio del ambiente laboral el cual ha dañado prohibiendo que otros compañeros de trabajo me hablen o me comenten cualquier necesidad. Esta situación me ha llevado incluso a situaciones de estrés laboral y consulta psiquiátrica, eventos que constituyen ya una agresión física y a mi dignidad como ser humano y trabajadora”, sostiene Moreno Osso en la misiva.

Finalmente, los cinco concejales ante esta situación, consideran que existe suficiente material probatorio que soporta una supuesta conducta de maltrato, agresión, ultraje y acoso laboral, y por ello solicitan formalmente un pronunciamiento ante la opinión pública; que se respete la dignidad humana, la honra, la integridad física y moral de cada uno de los servidores públicos y contratistas de prestación de servicios y que la alta funcionaria se abstenga de ejercer conductas o actos notablemente hostiles y discriminatorios en contra de sus empleados.

Temas relacionados

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *